bares y restaurantes
noticias y actualidad
entrevistas
productos y empresas
De vinos y bodegas
Home » De vinos y bodegas, LO ÚLTIMO EN EL SALERO, noticias y actualidad

DELGADO ZULETA PRESENTÓ LA CUARTA SACA DE LA GOYA XL

El de la manzanilla es un paladar de costumbre. Hecho. Entrenado. Experimentado. Y, lamentablemente, cada vez menos frecuente. Pierde público ante la variedad de vinos nuevos y de gusto sencillo, desde los rosados espumosos hasta tintos suavones con más inversión en el diseño de la etiqueta que en la calidad del producto. Un esnobismo. La manzanilla es un arte reservado a una elite que, poco a poco, se reduce a los entendidos. Y en ese arte, pocas obras hay tan excelentes como La Goya XL, de Bodegas Delgado Zuleta. A cuya presentación asistimos a la Taberna del Alabardero, organizada por Probando Probando.

Con más de 200 años de historia, la de Zuleta es una de las empresas familiares en activo más antiguas de España. Para que el lector pueda hacerse una idea, ya existía cuando los Estados Unidos firmaron su declaración de independencia. A lo largo de la historia, su solera se ha posicionado como referente de la crianza biológica. Su orientación a poniente favorece el control de la temperatura óptima para su maduración, y la proximidad al mar de Sanlúcar de Barrameda otorga unas condiciones inmejorables de humedad para su maduración, haciendo de la bodega un pequeño termo con su propio clima. Por otra parte, la maduración en bota permite controlar la superficie de flor sobre el vino.

Con estas referencias, pudimos catar tres manzanillas La Goya: tercera criadera, primera, y la espectacular XL. Ninguna de las dos primeras desmerce en cualquier caso.

La Goya de tercera crianza luce un color dorado fruto del reposo en su criadera. Ya da muestras de un leve densidad que empieza a dejar lágrima. En nariz contiene aromas de flor en abundancia, y en boca, viveza, acidez y se nota la densidad que se observa en copa. Pasamos entonces a probar la siguiente muestra. De primera criadera, con un ciclo menos activo de renovación de oxígeno ofrece unas propiedades más naturales debido a la oxidación. En nariz los aromas naturales han evolucionado con respecto al anterior. En boca, es un poco menos denso pero se caracteriza por un toque salino más reposado.

Y llegamos a la estrella de la función. Hubo quien calificó a La Goya XL como “la manzanilla de libro” en su primera saca en 2002. La que hemos probado ahora es la cuarta saca, que trae un vino con una década de maduración y que, gracias a las condiciones benévolas de este verano en temperaturas, se ha podido embotellar antes. El resultado es una manzanilla con reflejos yodados y un lagrimeo más notable dado por el envejecimiento en bota. En nariz, esta obra maestra de las bodegas de Zuleta denota una gran viveza y aromas de flor. En su paso por la boca deja sensaciones intensas, punzantes y de una muy elegante sutileza al gusto.

Una manzanilla absolutamente excepcional de la que se han producido 3000 botellas. Criterio que se respeta desde la primera saca para mantener los estándares de calidad que el buen bebedor de manzanilla espera de esta firma.

 

Texto: Rey Romero (@ReyRomero10)

 

sdr Goya XL

FacebookTwitterGoogle+Comparte