close
Entrevistas

ANTONIO DECHENT
“Tan importante como saber comer es saber estar”

Suele manducar de catering, como todo actor felizmente atareado, pero sabe encontrar el momento para tapear en Triana o regar el gañote en la Alameda. Incluso para paladear platos selectos, “depende de quién convide”. El sevillano, protagonista de la serie La familia Mata (Antena 3) y de tantas alhajas de cine español, reivindica la cocina sevillana más allá del gazpacho y las frituras.

¿Cómo se suelen llevar los mundos del cine/televisión y la cocina?
Hay películas que han desarrollado la pasión por el buen comer, desde la mítica La grande bouffe hasta Ratatouille. Ahora bien, como actor, comes de catering, que unas veces está bien y otras no tanto.

¿Es el actor Antonio Dechent persona de gustos refinados y sibaritas en el comer?
Depende de quién convide.

¿Cuál cree que es la principal aportación gastronómica de Sevilla al mundo?
El ‘enmallamiento’ con elegancia. Tan importante como saber comer es saber estar.

En su opinión, ¿está suficientemente utilizada la gastronomía sevillana como recurso turístico?
Por supuesto que no. Hay que dar a conocer la diversidad de nuestra cocina más allá del gazpacho y las frituras.

Si la ciudadanía acabará aceptando la arquitectura de vanguardia, ¿hará lo mismo con la cocina de diseño?
Pues supongo que en la misma proporción que acepten lo primero.

¿Cuáles son sus lugares favoritos de Sevilla para comer, cenar, tapear o tomar una copa?
Para comer y cenar, en casa. Para tapear, Triana. Y para tomar una copa, la Alameda.

¿Qué cocina de fuera de Andalucía le cautiva más?
En España: Galicia y Murcia. En el extranjero: los países asiáticos.

¿Qué ‘cuchareo’ de aquí echa más de menos cuando está trabajando en Madrid o de viaje en algún lugar del mundo?
El puchero con pringá.

Dicen que en Andalucía la esperanza de vida es mayor por el carácter afable de sus gentes y el buen comer. ¿Qué tiene que decir a eso en su condición de andaluz y ‘buena gente’?
Que ojalá perdure esa afabilidad y ese sano cuchareo en estos tiempos de prisa y crispación.

Y dos de su profesión. ¿La experiencia actual de interpretar un personaje protagonista en una serie televisiva de éxito?
Un placer y una responsabilidad. Lo que más disfruto es cuando compruebo el cariño de los espectadores.

¿El mejor papel de su carrera?
Una mezcla de todos, pero a los actores nos gusta decir que el mejor está siempre por llegar.

En corto

¿A qué sabe Sevilla? A albures en adobo.

Si Sevilla fuera un olor… Sería el de los antiguos cines de verano.

¿Cena con velas o codo en barra? Primero barra, después velas… y si después vuelves a la barra es que algo ha ido mal.

Su mayor debilidad en la mesa. La leche caliente, la de vaca, la de verdad.

Un sabor de su infancia El pavía de bacalao.

¿Qué le prepararía un domingo a su familia? [a la verdadera, no a los Mata] De primero, níscalos a la plancha y de segundo, conejo al estilo de Las Pajanosas.

¿Y a la mujer de su vida? Está contestado en la anteior.

¿Caña de cerveza o grandes reservas? Cerveza

¿Puntillitas o sushi? Puntillitas.

¿Caracoles o gambas? Gambas.

Su secreto para el buen gazpacho Que lo haga alguien de quien me fíe.

Un barrio de Sevilla con sabor… Triana mismo.

Y al salir del cine o el teatro… A beber, a beber y a apurar las copas de licor