bares y restaurantes
noticias y actualidad
entrevistas
productos y empresas
De vinos y bodegas
Home » bares y restaurantes, LO ÚLTIMO EN EL SALERO

RESTAURANTE MARÍA LUISA: EXCELENCIA CULINARIA EN EL HOTEL MERCER SEVILLA

Mejillones de roca en vinagreta de encurtidos, Ostras Amélie N2 al natural con vinagre de Jerez y chalote, Cañaíllas hervidas a la pimienta, Almejas crudas en bilbaína y Erizos gallegos con guisantes y caviar.. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Mejillones de roca en vinagreta de encurtidos, Ostras Amélie N2 al natural con vinagre de Jerez y chalote, Cañaíllas hervidas a la pimienta, Almejas crudas en bilbaína y Erizos gallegos con guisantes y caviar.. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Desconocemos demasiado de nuestra propia ciudad como para andar dándonos patadas en el trasero por conocer Indonesia, Nueva York o Amsterdam en un fin de semana y luego colgarlo en el palmarés. Servidor es de los que de vuelta a casa miran las fachadas que flanquean el paseo medio absortos e imaginando lo interesante que sería saber lo que esconden algunas de ellas tras su aspecto ordinario. Seguro que muchos pasamos todos los días por delante de una puerta que encierra algo digno de ser conocido, e incluso, como le pasó a los que gestionamos este medio, admirado.

La puerta que se nos abrió para una cena nada común fue la del Hotel Mercer Sevilla –un singular establecimiento 5 Estrellas Boutique ubicado en la Casa Palacio Castelar, en pleno centro histórico de Sevilla–, con toda su cotidianidad. Y es que, pese a que el palecete ya desde fuera resulta un edificio moderno y bello, no deja de ser otra piedra engarzada en la orfebrería laberíntica que es el casco antiguo sevillano. Al entrar, sus techos altos, espacios abiertos y el silencio nos envuelven para tomar las primeras tapas en el bar del hotel, que para eso fuimos llamados, para disfrutar como en pocas ocasiones de la Cena a cuatro manos de los chefs Rafa Zafra y Rafa Liñán. Así, antes de pasar al comedor del restaurante del hotel, el María Luisa, donde continuaría una de las propuestas gastronómicas más distinguidas de la ciudad, probamos la Oliva gordal aliñada en casa, servida sobre una montera de torero. Y es que la presentación sería otro de los puntos a destacar del María Luisa. Continuamos con Boquerones marinados al Jerez, Anchoas del Cantábrico con pan con tomate y el Mollete de calamares y salsa picante.

Con esta ya de por sí excelente entrada en materia, nos sentamos en una de las siete mesas de las que dispone el exclusivo restaurante, para empezar con una espectacular fuente con productos del mar de una excelentísima calidad y frescura deducible de su perfume de brea ya antes de probarlo: Mejillones de roca en vinagreta de encurtidos, Ostras Amélie N2 al natural con vinagre de Jerez y chalote, Cañaíllas hervidas a la pimienta, Almejas crudas en bilbaína y Erizos gallegos con guisantes y caviar. Nuestro anfitrión, Daniel Mesa, de la agencia madrileña Cano Estudio, nos explicaba que la propuesta del María Luisa usa como base la cocina tradicional sevillana a partir de la que los chefs hacen su propia reinvención. Decirlo y comprobarlo, pues no hay cocina sevillana sin papas aliños –que el restaurante de la calle Castelar sirve con Caballa marinada al jerez– o sin ensaladilla, en este caso de bogavante.

Los productos marineros seguirían siendo los protagonistas de la cena durante los siguientes platos, con un Carpaccio de cigalas con cebolla caramelizada, homenaje a “El Bulli 1995″, Chipirones encebollados y mahonesa de su tinta, Navajas en escabeche de zanahoria y azafrán, Habitas con butifarra negra, espardeñas y panceta ibérica, la espectacular, generosa e inenarrablemente sabrosa Gamba de Rosas a la brasa y, por último, una Lubina de la Bahía de Las Rosas a la brasa y ensalada de tomate. La frescura en cada pieza era un placer que rozaba lo obsceno.

La sorpresa final llegó en el postre, con una Tarta casera de chocolate acompañada de piña con crema catalana y fondo de sorbete. Un postre, por cierto, amenizado por una agradable charla con el norteamericano John Axelrod, director de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, ilustre comensal de la mesa de al lado.

Todo esto pasó y pasa detrás de una de esas fachadas de las que hablábamos al principio. Que nos sacó de la ciudad que conocíamos solo cruzando una puerta, para pasearnos por una experiencia gastronómica con la cocina tradicional de primer nivel de la Sevilla a la que nunca viajamos.

Restaurante María Luisa | Hotel Mercer Sevilla | C/ Castelar, 26 | Tel. 95 422 30 04

 

Texto: Rey Romero | Fotos: Q. Pérez-Ventana

 

Oliva gordal aliñada en casa, servida sobre una montera de torero. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Oliva gordal aliñada en casa, servida sobre una montera de torero. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Boquerones marinados al jerez y Anchoas del Cantábrico con pan de tomate. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Boquerones marinados al jerez y Anchoas del Cantábrico con pan de tomate. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Mollete de calamares y salsa picante. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Mollete de calamares y salsa picante. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Mejillones de roca en vinagreta de encurtidos, Ostras Amélie N2 al natural con vinagre de Jerez y chalote, Cañaíllas hervidas a la pimienta, Almejas crudas en bilbaína y Erizos gallegos con guisantes y caviar.. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Mejillones de roca en vinagreta de encurtidos, Ostras Amélie N2 al natural con vinagre de Jerez y chalote, Cañaíllas hervidas a la pimienta, Almejas crudas en bilbaína y Erizos gallegos con guisantes y caviar.. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Mejillones de roca en vinagreta de encurtidos, Ostras Amélie N2 al natural con vinagre de Jerez y chalote, Cañaíllas hervidas a la pimienta, Almejas crudas en bilbaína y Erizos gallegos con guisantes y caviar.. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Mejillones de roca en vinagreta de encurtidos, Ostras Amélie N2 al natural con vinagre de Jerez y chalote, Cañaíllas hervidas a la pimienta, Almejas crudas en bilbaína y Erizos gallegos con guisantes y caviar.. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Caballa marinada al Jerez y sus papas aliñás. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Caballa marinada al Jerez y sus papas aliñás. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Ensaladilla de bogavante. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Ensaladilla de bogavante. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Carpaccio de cigalas con cebolla caramelizada, homenaje a "El Bulli 1995". Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Carpaccio de cigalas con cebolla caramelizada, homenaje a “El Bulli 1995″. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

 

Chipirones encebollados y mahonesa de su tinta. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Chipirones encebollados y mahonesa de su tinta. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Navajas en escabeche de zanahoria y azafrán. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Navajas en escabeche de zanahoria y azafrán. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana
Habitas con butifarra negra, espardeñas y panceta ibérica. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Habitas con butifarra negra, espardeñas y panceta ibérica. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

La Gamba de Rosas a la brasa. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

La Gamba de Rosas a la brasa. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Carpaccio de cigalas con cebolla caramelizada, homenaje a "El Bulli 1995". Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Carpaccio de cigalas con cebolla caramelizada, homenaje a “El Bulli 1995″. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Pescado de la bahía de Rosas a la brasa y ensalada de tomate. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Pescado de la bahía de Rosas a la brasa y ensalada de tomate. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Pastel de chocolate. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Pastel de chocolate. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Piña con crema catalana. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Piña con crema catalana. Restaurante María Luisa, Hotel Mercer Sevilla. Foto: perezventana

Restaurante María Luisa. Foto: Hotel Mercer Sevilla

Restaurante María Luisa. Foto: Hotel Mercer Sevilla

 

 

FacebookTwitterGoogle+Comparte