bares y restaurantes
noticias y actualidad
entrevistas
productos y empresas
De vinos y bodegas
Home » De vinos y bodegas

EL RIOJA SEVILLANO. FUENTE REINA.

Texto: Horacio Mangas
Aunque hoy día soplen otros vientos, hablar de Constantina es hablar de vinos. Esta comarca, junto con Cazalla y Alanís, conquistó con sus caldos a los más exigentes paladares desde época romana. Su vino acompañó a Colón a las Américas y era también el que se bebía en la próspera Sevilla del Siglo de Oro. Toda la comarca estaba jalonada de lagares (cerca de 800) y su producción se utilizaba para graneles, para encabezar los vinos de Jerez e incluso, en época más reciente, para embotellar sus propios vinos.

Fue el siglo XX el que dio la luz al primer tinto andaluz embotellado, Fuente Reina reserva 1943. Esta tradición ancestral se ha unido en la bodega Fuente Reina con otra no menos rica, la de sus propietarios, elaboradores de prestigio en la Rioja con bodegas como Olarra o Remelluri –de todos conocidas–, y la de su enólogo, Íñigo Manso de Zúñiga, al mando de bodegas tan encumbradas como Valduero en la Ribera del Duero.

En 1998 Oscar Zapke, propietario de la bodega, adquiere la finca de la Purísima Concepción, situada en plena dehesa de Constantina, en un paisaje de lomas suaves salpicado de encinas y alcornoques, con suelos pizarrosos y condiciones climáticas óptimas para la elaboración de vino. Restauró el ruinoso cortijo-monasterio y desde el principio estuvo claro el concepto: querían hacer un vino de pago, con la máxima calidad y sin prisas por sacar al mercado botellas. Para ello se plantaron 7 hectáreas de cepas de Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Garnacha Tintorera. De ellas se recogen vinos perfumados de fuerte color y cargados de fuerza y taninos. Tras unos meses en depósitos el vino pasa a barricas de roble francés y americano donde permanece alrededor de 10-12 meses de crianza y otros 15 más en botella hasta obtener el resultado final. Vinos de expresión muy actual que sorprenden por su carácter, sus aromas y su fuerza en boca. Un gran vino que va a dar muchas satisfacciones a quien lo pruebe.

Bodega Fuente Reina:
C/ Yedra s/n.
41450 Constantina
Tel. 955 880 017

Enólogo: Iñigo Manso de Zúñiga
Bodeguero: Pascual Ruiz
Uvas: 7 has. de tempranillo, cabernet sauvignon, merlot y garnacha.
Marcas: Fuente Reina 2004 y Fundus 2006

Fundus 2006
Es el vino joven de la familia, de cosechero, como se suele decir por el norte. Realizado con su magnífico tempranillo al 100%, de los excedentes de Fuente Reina de cada cosecha. Presenta los colores típicos de la juventud con mucha intesidad de color y bordes amoratados. En nariz es muy expresivo con muchos aromas golosos, a palotes, frutos negros, pastelería. En boca es bastante potente con los taninos y la acidez muy definidos y notas del varietal. Retronasales potentes con recuerdos frutales.

Fuente Reina 2004
Rojo picota todavía con ribetes violáceos de juventud. Aromas a terruño y a la uva, frutos rojos y negros, tostados y golosinas. En boca es calido y franco, sin aristas de acidez o taninos. Largo, potentes retronasales con recuerdos especiados, higos frescos, etc.

Un lugar donde tomarlo es el bar Rocío (C/ Greco, 12) donde Miguel Campos lo recomienda con las alubias con liebre, el lomo de buey gallego o el atún a la plancha.

 

 

 

 

FacebookTwitterGoogle+Comparte